Menú

José Luis Parada Caballero

Ilustrador, Pintor y Aerografísta. Director académico y Co-fundador de Action Art Europe

portafolio

AEROGRAFÍA

Pintar con aerógrafo resurge en mí un adolescente de convicción incorruptible, inquieto y excepcionalmente habilidoso, con un poder casi innato de hacer con extrovertida libertad todo lo que gusta de manera espontánea, sin nada que lo limite, lo reprima o inhiba, eternamente creativo, eternamente feliz.

FOTO REALISMO

Nada como retarte a ti mismo, superando tus propias expectativas.  Aún mejor que el auténtico. Esta disciplina realista es una vanguardia de la aerografía que nunca me defrauda.

PINTURA AL PASTEL

Es mejor extraer lo más hermoso de cada uno, apartar lo peor que siempre está, y dejar lo demás para la imaginación, para el mundo que yo quería que fuera. Un Mundo donde la Pintura al Pastel logra que mi ego concilie con materiales y soportes, ese deseo perenne de esperanzas donde reina la Paz. Un ego que apacigua las diferencias imposibles de fraternizar por las imposiciones culturales que nos rodean a diario, sin recelos ni condicionamientos, donde todos somos iguales.

PINTURA AL ÓLEO

El mundo real contiene 3 tipos de gentes: Los que quieren ser felices, los que no quieren serlo y los que no dejan a nadie ser feliz. Conciencia contra instinto, indefensión contra impunidad.  La Pintura al óleo me dio la oportunidad de encontrar en la figura una expresión explícita, un reclamo contra la omnipotencia, la imposición, el control y el poder, donde comienza el problema de la humanidad: en su mente y lo fácil que le resulta jugar con nosotros y con el mundo.

DIBUJO

Está claro, quien no dibuja, no diseña, no crea y no transgrede. Nunca necesité de bocetos, las imágenes me cuentan su propia historia. El Dibujo es un tema pictórico o ilustrativo en sí mismo, contemplativo, narciso y exhibicionista.

SELECCIONES Y PREMIACIONES

Cuando se hace camino al andar, podemos toparnos con algo bueno, muy bueno o  ser tocados por la gracia de la buena suerte, en un mundo lleno de competencias y luchas por la supremacía, ser los mejores necesita una oportunidad de sobresalir ante el mundo. Pues  toparse con los sueños también tiene sus momentos felices. Una escalera que nos lleva a autosuperación y un roce tentador por aquello tan suprefluo pero refrescante que llaman fama.

OTROS TRABAJOS

Cuando no se pueden tener las manos quietas, ni la mente estática en una sola cosa, entonces pasa esto.